jueves, septiembre 23, 2010


Mañana

Por que fuí al orejólogo y me tuvo esperando dos horas y media para decirme que me tienen que cortar la oreja, pero que no me preocupe: Las orejas en el mercado negro de orejas se venden a mucha plata.
Yo le dije que mucha plata no queria, que yo quería mi oreja andando y en su lugar, pero el me miró y me dijo "Diez palos verdes" asi que usé el resto del dia en pulír un poco las circunvalaciones, a ver si llego a los once millones de dolares.
Uno nunca pierde las esperanzas de salvarse, ¿vió?

3 comentarios:

Lucaso Cómics dijo...

Ahora entiendo porque ayer en el Messenger me dijiste que te faltaba una oreja...
Disculpa que no hablé mucho, estaba mal hermanito!
Ahora me armo una banda que se llame "La Oreja de Kokambar"

Saludos!

Sonia. dijo...

no se... ojala van gogh nos pudiera decir su experiencia, que no ha de ser tan mala antes de que perdiera la cabeza.
no estoy ayudando mucho, verdad?.. sorry!

solo pasaba a saludarte y decirte que los extraño mucho a ambos, bueno mas a mi gordo que a ti si tendre que ser sincera, pero a veces es un poco abrumante la vida cotidiana, en fin no me disculpo solo quiero que sepas que aqui ando.

un abrazote fuerte y doble.

Lubrio dijo...

Escuchar la Polca de las Orejas de Cantaniño te deprime?
Abrazo genio!